El IJME brilló en su Festival Artístico

El viernes 2 de junio la calle  25 de mayo, frente al IJME, amaneció con un tendal de banderines. El edificio, de a poco, se fue iluminando con sus colores: rojo, blanco y azul. Los estudiantes decoraban los árboles, probaban los micrófonos, sonaban los primeros acordes de guitarra.

En un rincón, la Comisión seguía recaudando fondos para terminar de colocar los pisos a las aulas nuevas de la sede de 25 de mayo. Sobre una mesa extensa se exponían origamis creados en el espacio de Matemática. Los alumnos de 4to atendían el quiosco, los de 5to ensayaban la Radio abierta, las chicas de 6to año copaban la vereda disfrazadas de payasos. El mate circulaba de mano en mano.

A las 11 de la mañana comenzó la fiesta. Vecinos, familiares y representantes de diferentes organismos e instituciones se mezclaron con la comunidad educativa para participar de una jornada muy significativa. Durante dos horas disfrutamos de un taller de improvisación de teatro, de una clases de baile, de la presentación de un sketch por parte de los alumnos de 2do B, de la exhibición de mandalas y figuras volumétricas que hicieron 2do y 3er año, de una canción que compartieron estudiantes de 1ero y como broche de oro la presentación de «Intachables», la banda del Estrada integrada por Camilo Bertín, Julián Acuña, Vicente Riera, Lenis Jesser, Andrés Houss y Delfina y Octavio Luna.

La alegría de descubrir el talento de nuestros jóvenes se vio potenciada por el gran acompañamiento de toda la comunidad de San Martín que adhirieron a la causa que mueve al IJME: seguir creciendo. Y ese apoyo incondicional  lo podemos traducir en la suma recaudada hasta la fecha con la campaña «Comprá tu baldosa»: $53.233,80

A modo de agradecimiento, repetimos las palabras de Eduardo Galeano que leímos al comienzo del I Festival  Artísitico: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”, porque estas vivencias sólo sirven para demostrar que 61 años después de su fundación el Instituto Estrada continúa dando pasos firmes.

Comentarios cerrados.