Charlas de ESI

«En las instituciones educativas de nivel secundario, la Educación Sexual Integral debe constituir un espacio sistemático de enseñanza y aprendizaje que articule contenidos de diversas áreas curriculares con los Lineamientos de la ESI, adecuados a las edades de adolescentes y jóvenes, abordados de manera transversal y en espacios específicos», se plantea en la serie de Cuadernos ESI elaborada por el Ministerio de Educación de la Nación.

En el Estrada, siguiendo esta línea, el eco de las estrategias de trabajo implementadas en el aula en las diferentes áreas curriculares y durante el mes de junio, culminará el viernes 23 de junio con la visita del Dr. Daniel Rodríguez que vendrá a General San Martín para dar dos charlas porque «En la escuela de esto SÍ se habla porque es un derecho».

Daniel Rodríguez es médico cirujano egresado de la Universidad Nacional de Córdoba, especialista en Educación Sexual Integral y Sexología Clínica y capacitador del Ministerio de Educación de Nación en ESI a nivel provincial. El día 23 a las 14 conversará con los estudiantes de nuestro colegio; a las 17 el encuentro estará dirigido a alumnos y docentes del Instituto Superior, docentes de Nivel Secundario, Primario e Inicial y se realizará en el Comedor Escolar; y a las 19.30 se invita a todas las familias de la localidad para que se acerquen al salón de la Escuela 16 para tener un espacio de diálogo donde los adultos también nos saquemos las dudas y podamos acompañar a nuestros hijos en este camino. Estas actividades se organizaron de forma conjunta con el Área de Acción Social de la Municipalidad y la Escuela Nº 16.

Siguiendo con lo que dice la publicación del Ministerio de Educación, abordar la ESI en la escuela «incluye el desarrollo de saberes y habilidades para el conocimiento y cuidado del propio cuerpo; la valoración de las emociones y de los sentimientos en las relaciones interpersonales; el fomento de valores y actitudes relacionados con el amor, la solidaridad, el respeto por la vida, la integridad y las diferencias entre las personas; y el ejercicio de los derechos relacionados con la sexualidad. También promueve el trabajo articulado con las familias, los centros de salud y las organizaciones sociales. Asumir la educación sexual desde una perspectiva integral demanda un trabajo dirigido a promover aprendizajes desde el punto de vista cognitivo, en el plano afectivo y en las prácticas concretas vinculadas
con el vivir en sociedad. Cuando pensamos en propuestas que apuntan a generar aprendizajes de tipo cognitivo, entendemos no sólo acercar información científicamente validada, acorde con cada etapa de desarrollo, sino también el conocimiento de derechos y obligaciones, y el trabajo sobre los prejuicios y las creencias que sostienen actitudes discriminatorias».

Comentarios cerrados.